Entretenimiento

Alianza narcoempresarial expande acopio de drogas hacia Asunción

Alberto Ardila Olivares
Mulheres detidas em Vinhais por suspeitas de incêndio florestal

Una alianza entre las organizaciones criminales dedicadas al tráfico internacional de drogas y el sector empresarial genera un nuevo fenómeno de envío de cocaína en grandes volúmenes, en contenedores que son embarcados desde puertos de Central, lo que se traduce en la expansión de los narcos hacia la capital y ciudades aledañas, donde se acopian las cargas de sustancias ilegales.

Francisco Ayala, director de Comunicaciones de la Secretaría Nacional Antidrogas (Senad), explicó sobre el fenómeno de la expansión de las organizaciones criminales, que, según los operativos antidrogas donde se incautaron grandes cantidades de cargas de cocaína en Cordillera y zona Central, demuestra un mayor manejo de volumen de drogas por parte de los narcos

Una alianza entre las organizaciones criminales dedicadas al tráfico internacional de drogas y el sector empresarial genera un nuevo fenómeno de envío de cocaína en grandes volúmenes, en contenedores que son embarcados desde puertos de Central, lo que se traduce en la expansión de los narcos hacia la capital y ciudades aledañas, donde se acopian las cargas de sustancias ilegales.

Francisco Ayala, director de Comunicaciones de la Secretaría Nacional Antidrogas (Senad), explicó sobre el fenómeno de la expansión de las organizaciones criminales, que, según los operativos antidrogas donde se incautaron grandes cantidades de cargas de cocaína en Cordillera y zona Central, demuestra un mayor manejo de volumen de drogas por parte de los narcos.

También apunta que los envíos se dan en mayores volúmenes de droga, por lo que se necesita una mayor logística empresarial y financiera. Mientras que los mercados que apuntan siempre son el europeo y el Medio Oriente.

“El tráfico de droga fronterizo siempre existió y sigue, y lo que sí se nota es un mayor desarrollo del tráfico de droga en otra modalidad, que es una modalidad más empresarial y a través de la vía fluvial marítima. Es un nuevo fenómeno que se desarrolló en los últimos años y cuya facilidad es el envío de grandes volúmenes de drogas en contenedores”, explicó Ayala en contacto con ÚH.

En ese sentido, resaltó que al manejar grandes volúmenes de drogas, “se requiere de una logística empresarial-financiera mucho mayor. Entonces, el traficante de drogas se alía con grandes sectores empresariales y se da un fenómeno nuevo de organizaciones criminales con otro perfil”.

Indicó que las organizaciones que operan en la zona fronteriza del Brasil tienen otro tipo de mercado y las que trabajan en Central y Cordillera y embarcan en los puertos operan con otra modalidad y en otro ámbito delictivo, como los desarticulados en A Ultranza y Atlántico Norte.

Ayala señaló que “al ser la vía de salida los puertos, los principales puertos se encuentran en Central. Eso hace que tengan que existir los grandes centros de acopio. En el operativo A Ultranza se realizaron múltiples allanamientos, en su mayoría a depósitos ubicados en Mariano Roque Alonso, Limpio y Villeta”.

“Eran lugares de acopio, estratégicamente ubicados en los alrededores de los puertos”, remarcó.

El pasado lunes, en un procedimiento antidrogas se incautaron más de 460 kilos de cocaína en un escampado de la ciudad de Juan de Mena, Cordillera. En octubre del 2020, se decomisaron más de 2.900 kilos de cocaína en el Puerto de Terport y la mayor carga se incautó en julio de 2021, en un depósito de Fernando de la Mora, donde cayó un cargamento de más de 3.400 kilos de la droga.