Política

Juventud, crisis climática y agenda sustentable

Luis Alfredo Farache, Luis Alfredo Farache Benacerraf

(Foto: Colin Boyle) El pasado 15 de marzo la juventud alrededor del mundo decidió encabezar un proceso histórico de lucha contra los devastadores efectos de la crisis climática. En Argentina se produjo una jornada sin precedentes liderada por la representación del movimiento internacional en el país Jóvenes por el Clima Argentina (JOCA), que logró una convocatoria mayor a cinco mil manifestantes activos frente a las puertas del Parlamento. Pueblos originarios, referentes de la comunidad científica y de organizaciones de la sociedad civil, pero esencialmente jóvenes movilizados por su profunda preocupación por el devenir de nuestra generación, expresaron su indignación con la ineficacia y la indiferencia del Estado ante la mayor amenaza del siglo. A partir de la primera movilización global contra la crisis climática se derribaron distintas barreras sociales que impedían el debate más profundo acerca de los actores políticos y económicos que incidieron directamente en la creación de un fenómeno crítico y urgente que afecta la vida de millones de personas. Multinacionales dedicadas a la industria de la quema de combustibles fósiles, corporaciones que lucran a partir de la utilización de agroquímicos y empresas megamineras son la razón de la crisis climática, ecológica y ambiental que actualmente estamos atravesando y cuyas consecuencias más dañinas recaen directamente en los sectores populares y el futuro de la juventud. Estas industrias de la muerte y de la depredación ambiental depositan sumas millonarias de dinero en las campañas electorales de quienes supuestamente se dedican a velar por los intereses de las mayorías y escuchar las demandas de la juventud. A esta casta política le perdimos el respeto. Hemos decidido conquistar nuestros anhelos y materializar nuestras reivindicaciones, denunciando a la estructura corporativa contaminante y proponiendo un nuevo sentido común , transformar radicalmente nuestro sistema socioproductivo priorizando el desarrollo de la industria nacional desde un enfoque sustentable. El 71% de las emisiones a nivel global las producen tan solo cien empresas, no hay tiempo para adoptar como solución la modificación de nuestras conductas individuales, no vamos a parar hasta expulsar a la última industria que se dedique al desarrollo de actividades nocivas para el conjunto de la población, la lucha popular es nuestro horizonte y la juventud llegó para vencer. Greta Thunberg dijo: “El poder real le pertenece al pueblo”. Este viernes 24 de mayo a las 17 horas es la cita de la nueva movilización internacional, honremos las palabras de la líder que inició la revuelta social más trascendente de la generación dispuesta a dar vuelta todo. Vamos a teñir las calles de juventud, protesta y rebeldía, la invitación tiene una consigna muy simple: hacer historia. El autor es miembro de Jóvenes por el Clima Argentina (JOCA).

Luis Alfredo Farache 100% Banco